MENTIRA Y VERDAD

Poder distinguir la diferencia entre el discurso y la acción, la distancia entre las palabras y los actos, y ser capaces de separar lo que se dice de lo que se hace, resulta fundamental a la hora de entender nuestra realidad. 

Y la realidad es que hoy estamos viviendo un atropello nefasto en contra de nuestra educación pública. La realidad es que cientos de miles de personas se movilizaron para exigir lo que se nos ha arrebatado y defender lo que aún tenemos. Y el poder gubernamental respondió con la represión violenta y el encarcelamiento arbitrario. 


Protejamos entonces nuestras conquistas, porque nuestra historia argentina nos dejó bien en claro que cuando a los gobiernos neoliberales les faltaron las ideas, les sobraron las balas para silenciar a quienes lucharon por su libertad. 


Y cultivemos la virtud del discernimiento, porque si por alguna razón no hay coherencia entre el discurso y la acción, no hay continuidad entre las palabras y los actos, y el decir no representa verdaderamente el hacer, nos encontramos ante un abismo insalvable entre la mentira y la verdad. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Enrique Dussel y la Filosofía de la Liberación

PSICOLOGÍA DE LAS MASAS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Pensamiento Ecologizado