ESCUELA de Fráncfort

Hoy en día todavía se escuchan los gritos de fervor de  algunos pensadores rebeldes, desde épocas de guerra y de dolor, desde los tiempos de la muerte y del exterminio. En donde  sesenta millones  de seres humanos dejaron de ser en nombre de un Dios diferente al de Las Cruzadas. Era un Dios provisto de argumentos coherentes, de plena logicidad e instrumentalidad. Era un Dios en el que la humanidad había cobijado las esperanzas de un progreso indefinido: La Razón. Y en aquella época de "plena racionalidad", nuestro siglo veinte se vistió de rojo.


Y de allí provenían esas proclamaciones de libertad y emancipación. Es sorprendente: pocas veces en la historia se ha visto que en un mismo tiempo y lugar, pensadores tan prolíficos y originales, puedan discutir y tensionar  permanentemente sus perspectivas a través de una interdisciplina crítica infatigable. Se trataba de la Escuela de Frankfurt, que contaba con Max Horkheimer, Theodor W. Adorno, Jürgen Habermas, Walter Benjamin, Erich Fromm, Georg Lukács, Herbert Marcuse y Friedrich Pollock entre sus principales exponentes. 

Aquel "grupúsculo apasionado", como una dádiva de la historia de las ideas, ha logrado vigorizar las convicciones de los oprimidos, ha dado voz a los enmudecidos por los totalitarismos, han tenido el valor de enfrentarse a los poderes avasallantes de un estado homicida y de escribir con su propia sangre la historia de los vencidos. Sucede que se habían propuesto una meta sensata e ineludible: transformar el mundo

El propio Michel Foucault expresaba: "Si hubiera estado familiarizado con esa escuela, si hubiera sabido de ella en esos momentos, no habría dicho tantos absurdos como dije y habría evitado muchos de los rodeos que di al tratar de seguir mi propio y humilde camino - mientras que la escuela de Fráncfort ya había abierto avenidas-" (Wiggershaus, 1986).    

Actualmente las ideas-fuerza de esta escuela,  se han desplegado por el mundo entero y muchos han tomado ya su legado, pero ahora revitalizado a la luz de los nuevos devenires contemporáneos. Como toda reflexión crítica de los procesos y fenómenos  del mundo,  las ideas de aquellos pensadores constituyen hoy en día una obra inacabada, una obra que espera ser continuada....



                                                                                                                     Adonay E. Alaminos

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿ES HORA DE RE-REINVENTAR EL PSICOANÁLISIS?

SUBJETIVIDAD NEOLIBERAL E IZQUIERDA LACANIANA. Conversatorio con Jorge Alemán

PRESENTACIÓN DEL LIBRO "DEL DESENCANTO AL POPULISMO" Jorge Alemán